Nov 27, 2021 Last Updated 8:52 PM, Apr 1, 2019

SIGAMOS CAMINANDO JUNTOS CON ALEGRÍA

Published in 2021
Read 33 times
Rate this item
(0 votes)

¿Cómo se celebra hoy, en un país de América del Sur, el DIA DE LA VIDA CONSAGRADA?

La invitación es a conocer una forma particular de celebrar de los países latinoamericanos y a abrirse a otra cultura, caudal de riqueza, en la que también se encuentran las semillas del Verbo.

Como es una tradición en la Iglesia en Chile, en la Solemnidad de la ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARIA, el lunes 15 de agosto, se celebra el Día de la Vida Consagrada, destinado a destacar la labor apostólica, misionera, pastoral y social que realizan los religiosos y religiosas en todo el país.

“La Iglesia espera la contribución de la Vida Consagrada, por su específica vocación a la vida de comunión en el amor”.

Sin duda que, ante la cultura de hoy y la forma de vida, marcada por el individualismo, la soledad, la indiferencia religiosa y el valor exacerbado de la actividad productiva, que un grupo de consagrados en la Iglesia, para amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo, dedique un día para reunirse y celebrar juntos la alegría de amar y servir, es un claro testimonio de la presencia de Dios en medio de su Iglesia.

Con gran alegría, la CONFERENCIA DE RELIGIOSOS DE LA VI REGIÓN, la así llamada, CONFERRE Zonal, de la ciudad de Rancagua, Chile, convoca a todos los consagrados, hombres y mujeres, para celebrar juntos el día de la Vida Consagrada, porque reunirse y celebrar, en esta gran crisis social y sanitaria que se vive, es una buena oportunidad para reencontrarse y nutrirse, alimentar la vida con el Señor y con el compartir fraterno de las experiencias vividas.

Y la vida religiosa, ¿qué es?

“La Vida Consagrada, enraizada profundamente en los ejemplos de Cristo, es un don de Dios Padre a su Iglesia por medio de su Espíritu…. A lo largo de los siglos nunca han faltado hombres y mujeres que, dóciles a la llamada del Padre y a la moción del Espíritu, han elegido este camino de especial seguimiento de Cristo para dedicarse a Él con corazón indiviso” (VC. N° 1)

 En este seguimiento de Cristo, María, Virgen y Madre, se hace compañera de camino, modelo de vida de consagración y de entrega. Es ella quién señala la forma de estar en el mundo; Ella, la primera discípula de Jesús, el paradigma del creyente, que con sus palabras y acciones alaba a Dios porque en lo pequeño y por lo pequeño “Dios hace grandes cosas”.

Para honrarla a Ella, en la festividad de LA ASUNCIÓN, el grupo de religiosos, se reúne en la casa y Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, de la Congregación de los Religiosos de la Madre de Dios, en un pueblo denominado Quinta de Tilcoco, de la VI Región. Así son los religiosos, hombres y mujeres de puertas y corazones abiertos.

Después de tanto tiempo de confinamiento por la pandemia del covid 19, animarse a salir del encierro, a dejar la ciudad, es comenzar a disfrutar de los parajes naturales hasta ser recibidos por la comuna de Quinta de Tilcoco, ubicada en la parte central de la cuenca de Rancagua, rodeada de cerros, montañas e islas de la zona.

Como signo de acogida, alegría, estima, apoyo, los espera el pastor de la diócesis, Monseñor Guillermo Vera Soto, recientemente nombrado Obispo, quien toma posesión de la Diócesis de Rancagua a fines del mes de julio 2021. El pastor con olor a oveja ha dicho el Papa Francisco, así es el estilo en esta porción del Pueblo de Dios.

Como el centro de la vida religiosa es Cristo, después de la recepción y de compartir la alegría del encuentro fraterno y de un dulce break, les espera la Parroquia para un momento de oración comunitaria con el rezo del Santo Rosario y la oportunidad de recibir el Sacramento de la Reconciliación. Momento central de este encuentro es la Eucaristía presidida por Mons. Guillermo y concelebrada por algunos sacerdotes religiosos. Qué infinita la bondad del Señor que a raudales derrama su gracia, renovando la alegría de la consagración y de la entrega.                                                                                                                        

En la homilía, Mons. Guillermo destaca la actitud de fe y esperanza de María, que resaltan en el Evangelio del día (cfr. Lc.1,39 – 56) invitando a “creer en Dios y creer a Dios”.

Las Religiosas de Santa Marta, presentes también en el pueblo de Quinta de Tilcoco, abren los ambientes de su Colegio Sagrado Corazón para compartir un almuerzo sazonado con gran afecto y alegría. Es ocasión para que cada comunidad religiosa presente, al nuevo pastor, el carisma de su Congregación y su presencia en la Diócesis.

Como broche de oro, las anfitrionas, las hermanas de Santa Marta, obsequian a cada religiosa y religioso, una plantita como signo de fecundidad, acompañada del mensaje: “La Iglesia espera la contribución de la Vida Consagrada, por su específica vocación a la vida de comunión en el amor”

“Se pide a las personas consagradas que sean verdaderamente expertas en comunión y que vivan la espiritualidad como testigos y artífices de aquel proyecto de comunión que constituye la cima de la historia del hombre según Dios” (V:C.)

Ante la escasez de vocaciones religiosas en el mundo hodierno, sin duda que ver, escuchar, hablar con un grupo numeroso de ellos hace brotar la esperanza, permite escuchar la voz divina que sigue diciendo “Yo estoy con ustedes hasta el fin del mundo” y “donde dos o más se reúnen en mi nombre, ahí estoy Yo en medio de ellos”.

Por eso, al leer y observar este artículo, se dibuja un amanecer de ilusión, de expectativa, de espera, porque el Señor llama siempre, posa su mirada de amor también sobre ti, el joven de hoy e invita a seguirlo, porque sólo ÉL ES EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA.


 

Last modified on Jueves, 23 Septiembre 2021 07:46

Leave a comment

Assicurati di compilare tutti i campi obbligatori (*).