Cookie Consent by Popupsmart Website "EL AMOR SE REGOCIJA AL VER CRECER A LOS DEMÁS"
Jan 28, 2023 Last Updated 4:17 PM, Nov 21, 2022

"EL AMOR SE REGOCIJA AL VER CRECER A LOS DEMÁS"

Published in 2021
Read 142 times
Rate this item
(0 votes)

El papa Francisco, en 2019, declaró: "Este tiempo que estamos viviendo no es sólo un tiempo de cambios, sino que es un verdadero cambio de época. Opciones que transforman rápidamente nuestro modo de vivir, de entablar relaciones, de comunicar y de pensar, de comportarse entre generaciones humanas y de comprender y vivir la fe y la ciencia.» Estas palabras resuenan hoy con más fuerza: la crisis actual nos compromete a transformaciones muy concretas que nos interpelan.

La Iglesia está provocada por las problemáticas del mundo y por las propias crisis internas, signos de un momento favorable para comprometerse en una profunda transformación. Se trata de: «Recrear nuestro modo de vivir y de anunciar el evangelio». No es una reforma exterior, ni un cambio referido a los Dogmas de la fe, sino de un modo nuevo de ser iglesia y vivir el Evangelio de manera personal y comunitaria.

En este contexto de Iglesia, la diócesis de Beauvais desde 1996 se dejó interrogar por los desafíos de nuestro tiempo y se puso en camino para renovar su presencia en la realidad del territorio también a causa de la falta de sacerdotes. Un desafío urgente: ¡reunir y reorganizar las diversas parroquias para componer una única unidad pastoral! Las comunidades están comprometidas en estas transformaciones con valentía y confianza. Toda la diócesis se ha puesto en camino con la firme convicción de que el Señor guía y acompaña este camino de renovación.

Hoy el sector de Carlepont, donde nuestras hermanas FMSC prestan su servicio, ha sido agrupada en una sola parroquia, dividida en 5 comunidades pastorales, 83 campanarios, con unos 70.000 habitantes y 5 sacerdotes. Son cifras que nos dan la amplitud y la gravedad de la situación, la cual impulsa a cada bautizado a cuidar de su propia realidad parroquial, actuar personalmente y comprometerse a crear un ambiente de fraternidad, de proximidad para una auténtica vida fraterna dentro de las diversas comunidades. Así es como una familia de Carlepont presenta, en la celebración de apertura de las actividades pastorales, esta nueva realidad.

La mamá ofrece su testimonio: "El camino espiritual y católico no era para nosotros una evidencia hace algunos años. Padres de dos hijos, Charlotte y Titouan vivíamos en paralelo este camino, ligados a las problemáticas cotidianas y al ritmo acelerado de trabajo en nuestras vidas. Luego... conocimos a las hermanas Franciscanas Misioneras del Sagrado Corazón de Carlepont. Charlotte y su hermano menor Titouan se divierten mucho participando en la infancia misionera (oratorio brillantemente animado por las religiosas) y siguen un camino de fe siempre en estrecha relación con las religiosas.

Sor Paulina es una cocinera excelente y prepara la merienda con esmero, sor Michele nos prepara para el sacramento de la Eucaristía, pero sobre todo sor María Luisa es tan amable y divertida... Me gusta ayudarlas y las queremos mucho» Charlotte, de 13 años, «Me he convertido en monaguillo gracias a sor María Luisa y sor Michèle y me gusta mucho. También serví al obispo de Beauvais en la catedral de Noyon, estaba tan orgulloso... quiero conocer a la hermana Clara» Titouan 11 años. Nuestra relación con las hermanas nos trae mucho más que una relación ligada a la fe. Caminamos cada día pensando en ellas.

Para nosotros, las hermanas son un ejemplo en nuestras reflexiones, en nuestras decisiones, en la educación y en los valores que damos a nuestros hijos. Nos guían y nos acompañaban todos los días. Estamos muy impresionados por la energía que tienen para mantener el vínculo y motivar a los grupos. SMS, llamadas, WhatsApp, correos, animaciones... todo es bueno para mantener la conexión, incluso durante la cuarentena, donde asumieron el gran desafío de mantener la conexión con las familias y los niños. Hemos elegido la escuela católica en Compiègne para nuestros hijos, pero permanecemos innegablemente fieles a la parroquia de Carlepont.

Queremos absolutamente mantener el vínculo con las religiosas y la parroquia. Queremos celebrar los sacramentos a su lado. También soy de gran apoyo en las pruebas que la vida nos reserva. Positivas o más complicadas, personales o profesionales, las monjas siempre tienen un pensamiento para nosotros y nosotros para ellas. ¡Hay tan preciosas... que ya no pensamos en nuestras vidas y en el crecimiento de nuestros hijos sin estas «grandes» consagradas! Entonces es nuestra hora de decir GRACIAS - Gracias al Señor por ponerlos en nuestras calles. Que Dios los mire.

También nosotras, hermanas de la comunidad de san Francisco en Carlepont, damos gracias al Señor por ser sus instrumentos en el anuncio gozoso del Evangelio.


 

Last modified on Martes, 16 Noviembre 2021 09:54

Leave a comment

Assicurati di compilare tutti i campi obbligatori (*).

* He leído y acepto laPolítica de privacidad.

Artículos más leídos

"Duronia: bicentenario del P. Gregorio, momento de fuerte provocación a vivir con más intensidad la preciosidad de nuestra vida consagrada

"Duronia: bicentenario del P. …

16 Ene 2023 DE GROTTE DI CASTRO PARA EL MUNDO

Ustedes serán mis testigos
¿Qué sueño tienes tú en el corazón?

¿Qué sueño tienes tú en el cora…

31 Dic 2022 DE GROTTE DI CASTRO PARA EL MUNDO